Taller de escritura: ¿De qué hablo cuando hablo de escribir?

En el taller de escritura de la biblioteca, hemos trabajado con los microrrelatos. Algunos tienen título; otros, no. He aquí una muestra de algunos de ellos:

MAL DÍA

Y me fui a la cama pensando que todo era una pesadilla. (ANDREA LANGA, 1º ESO B)

INSPIRACIÓN NATURAL

Me levanté de la cama, aparecí en la selva y me puse a dibujar. (ANDREA LANGA, 1º ESO B)

MIRADA MOCOSA

Me quedé mirándolo y estornudó. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

EL HOMBRE INVISIBLE

Aquel hombre era invisible, pero nadie se dio cuenta. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

POMO DE ARMARIO

El armario no tenía pomo y el pomo no tenía armario. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

OJOS FANTASMAGÓRICOS

La noche era oscura y silenciosa. Pero,  al fondo de la calle,  había un par de ojos. Reconocí los ojos, pero no había un cuerpo para dejar mis sustos. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

Cada veinte de marzo, la pianista iba al salón y encendía la primavera. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

Tiré de una cuerda y el día cambió por la noche. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

Batman se subió a su batmóvil y aparcó su vaca. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

GRAN LUNA

Aquella noche el sol brillaba bajo el mar. (GUIOMAR IZQUIERDO, 1º ESO B)

NOSTALGIA CON PAJARITA

Aún recuerdo cuando me cogías de la mano y jugábamos a ser mayores, pero ahora, en vez de eso, jugamos a que volvemos a esos tiempos en los que éramos pequeños. (ANA BALLESTÍN, 4º ESO B)

ASTRONOMÍA EN LA CHARCUTERÍA

Una mañana, el niño le preguntó a su madre: “Mamá, ¿si la luna es de queso, el queso sabe a luna?”( NOELIA TORRES, 2º ESO C)

Desaparecí de sus mentes, pero aún leo sus pensamientos. (NOELIA TORRES, 2º ESO C)

Me caí de las escaleras, pero cuando me levanté, estaba de nuevo arriba. (NOELIA TORRES, 2º ESO C)

VIAJE A…

Preparé la maleta, encendí mi imaginación y comencé a leer. (MARA PISAVERDINES, 1º ESO B)

YO, NO

A ellos les hace gracia. A mí, no. Ellos se divierten, yo, no. Ellos lo disfrutan, yo, no. Ellos se ríen. Yo, no. No sé si es mi culpa o la de ellos, pero ellos me están haciendo creer que de verdad me lo merezco. (FRANCESCA BARBOSO)

EN MIS SUEÑOS

Entonces le dije hasta mañana. Y sonó mi despertador. (FRANCESCA BARBOSO)

YA NO ME VES

Ellos se preguntan dónde estoy; yo me pregunto cuándo me encontrarán, ya que siento que han pasado años. (FRANCESCA BARBOSO)

EDIPO. LO QUE NO VEMOS… ¿NO EXISTE?

Dicen que me han quitado la venda de los ojos, pero sigo sin ver. (FRANCESCA BARBOSO)

ALIVIO

Después de horas de buscarla, volví a mi casa. ¡La sorpresa que me llevé al verla ahí sentada! (FRANCESCA BARBOSO)

Ahora trabajamos con retos concretos:

Retos: Construye un relato cuya protagonista sea: anciana, costurera, 70 años.

“Tenía agujas en las manos; la gente no entendía su estilo. Decían que estaba pasado de moda.

Entonces salía a la calle, se sentaba en un banco y dejaba que todos vieran sus prendas y con su bastón en la mano daba a todo aquel que la criticaba.”

“Esto era una mujer de un pueblo que tenía unos años. También tenía arrugas y el pelo con alguna cana, pero podía ser por estrés. Trabajaba en su casa. Siempre con una aguja salía con jerséis. Siempre le daba alguno a una niña que iba a visitarla. También le daba dinero y comida. Al resto de los niños les daba chucherías y los jerséis que le sobraban se los daba a los mayores, pero a escondidas”. (Juanjo Reixach)

“Rodeada de telas, hilos, agujas y patrones. Así había transcurrido su vida durante más de 15 años. ¡Y gracias! Puede que si no hubiese sido internada en aquel colegio religioso desde que su madre la abandonó, no hubiera podido sacar adelante a sus hijos, tras el fallecimiento de su marido. Después de todo, no hay mal que por bien no venga.

Y ahora, ¿qué? ¿Qué podía hacer tras la jubilación? Solo lo que sabía hacer y siempre había hecho: coser, bordar, cortar… No podía admitir/soportar dejar de hacer aquello que tanto le gustaba: su oficio, su beneficio, su pasión.

Marieta, su nieta, sí que sabía; desde pequeña había sentido mucha curiosidad por lo que hacía la yaya. Y ahora era diseñadora de una gran firma”.

Reto: FONDO Y FORMA

                A veces oímos decir: “El fondo es el mismo, lo que cambia es la forma de decirlo”. Pero las diferentes formas de decir algo están creando situaciones completamente diferentes. Por tanto, no podemos hablar de un fondo con diferentes formas, sino de que CADA FORMA ESTÁ CREANDO UN FONDO DIFERENTE. Por eso es tan importante elegir muy bien las palabras que vamos a utilizar en cada ocasión; una mala elección nos puede conducir a lugares a los que no deseamos ir.

                Este reto consiste en crear diferentes relatos a partir de esta escena: un personaje le dice a otro que un hombre llamado Luis ha sido despedido de su trabajo. Pero hemos de contarlo desde diferentes perspectivas:

                Así lo hemos hecho:

  1. La mujer de Luis se lo cuenta a sus hijos. No le da mucha importancia porque Luis ya estaba preparando un negocio propio:

“- No os preocupéis, vuestro padre  tiene una solución. Quiere montar su propio negocio. Entonces, su despido no es tan mala idea-. Explica la mujer de Luis a sus hijos. – No tiene trabajo únicamente por poco tiempo, ¿vale?-.

-Sí, pero… – dice el mayor-. ¿Papá va a trabajar más para preparar su propio negocio?-.

-Ya. Bueno. Vamos a verlo un poco menos. Pero es por nuestro futuro y por su felicidad. Es mejor, veréis-.

                Los hijos acabaron por sonreír.” (Oscar Dierkens. 4º ESO A)

  1. La noticia la da alguien que odiaba a Luis.

-Te veo muy feliz, ¿no?

-Es que me acabo de enterar de una cosa… ¿Te la cuento?

-Te diré que sí. No tengo nada mejor que hacer.

-Han despedido a Luis. ¡Por fin se ha cumplido el deseo que pedí por mi cumpleaños!

-Genial. Pero la próxima vez pide mejor un coche porque acabo de romperte un faro al aparcar.” (Noelia 2º ESO C)

“-¿Sabes que ayer fue despedido Luis de su trabajo?

-Ya era hora. No lo soportábamos.  Siempre por los pasillos, sonriente y alegre.

-Me gustaría ver lo alegre que está ahora…”

(Lana, 4º ESO C)

 

Reto: “Caminaban silenciosos bajo la noche oscura”.

                Virgilio, en uno de los versos de “La Eneida”, quería mostrar a unos soldados que volvían de la batalla derrotados y completamente desolados. Es posible que pensara en el verso que aparece líneas más arriba.

                Ahora nos toca transformar ese verso de la manera más sencilla para dar la sensación de un abatimiento y una tristeza muchísimo mayores.

 “Tras una derrota, regresan a casa bajo una noche fría y oscura. Caminan en silencio y esta vez es todo diferente. No van solos. Llevan con ellos dolor y una  tristeza abrumadora.

La noche parece compartir su dolor, sus penas. Parece haber vivido aquella dolorosa batalla junto a ellos y compartir sus dolorosos recuerdos.” (Lana, 4º ESO C)

 

“La locura es la esperanza de los muertos y lo único que les queda a los guerreros” (Juanjo Reixach. 3º ESO)

“El perdón y el olvido son armas poderosas en nuestra sociedad, pero la compasión es la peor de todas ellas”. (Juanjo Reixach. 3º ESO)

“La flecha voló, pero fue mi esperanza la que me hizo más daño”. (Juanjo Reixach. 3º ESO)

Reto: Además de contar, transmitir

                Debemos construir expresivamente las siguientes emociones o sentimientos, intentando que los textos transmitan toda la riqueza y complejidad de esas realidades.

  1. ¡Cuánto me gustó la primera bajada en la montaña rusa!

“Cuando me subí por primera vez en el vagón y sentí cómo se movía, cómo golpeaba el aire todo mi cuerpo y esa extraña sensación de cosquilleo en el estómago por la bajada… me dieron ganas de repetir una vez más.” (Rabab. 4º ESO).

  1. Me duele mucho la cabeza.

“Siento que estoy en un día de lluvia y que las gotas de agua atraviesan mi cabeza, poco a poco. Pero nunca dejan de hundirse más y más.” (Rabab. 4º ESO).

“Aquel pequeño taladro estaba matando mi cabeza”. (Ana P. Ballestín. 4º ESO).

“Aquella mañana me atravesaba un dolor infernal como si cien tambores sonaran a un mismo ritmo espantoso.” (Lana. 4º ESO).

  1. Cuando me dejó mi pareja, me sentí muy mal.

“Cuando me dejó mi pareja, sentí como si mi alma intentara salir de mi cuerpo a la fuerza para seguirle. Pero no podía”. (Rabab. 4º ESO).

“Sentí cómo aquel órgano que me daba la vida se iba helando y rompiendo con su ida”. (Ana P. Ballestín. 4º ESO)

“Un hombre, al finalizar su trabajo, regresó a casa en su auto. Vivía a las afueras de la ciudad. Aparcó el coche junto a la puerta del jardín. Estaba lloviendo, así que abrió el paraguas y caminó lentamente hacia el porche.

Una vez en él, se asomó por la ventana de la cocina. Allí estaba ella: su mujer, mirando un álbum de fotos de cuando era joven y soltera. Mientras la observaba en silencio, le invadió un sentimiento confuso de tristeza y soledad que le hizo sentarse en el banco del porche y llorar.” (Lana. 4º ESO).

Reto: AUTOCONOCIMIENTO

                Escribir es una excelente manera de experimentar cosas que a lo mejor nunca tenemos ocasión de hacer o de sentir en la vida real.

“Era el día de mi cumpleaños y mis padres habían salido. Estaba sola en casa, leyendo “Bodas de sangre”, la lectura que nos había impuesto la de lengua.

De repente, se escuchó un ruido en el piso de abajo. Quizá había entrado un ladrón. Eso fue lo que pensé. Cogí la guitarra, por si acaso, para defenderme.

Bajé, silenciosa, para ver de dónde provenía el ruido. Sin encender la luz, entré en el salón. Vi una sombra y cogí la guitarra. Le golpeé con ella en la cabeza y cayó en el duro suelo. Encendí la luz y… Vi que era mi novio, con una tarta en sus manos. Creo que la sorpresa se la di yo.” (Oscar Dierkens. 4º ESO).

Reto: JUSTIFICACIÓN DE LA NARRACIÓN

                Cuando alguien nos cuenta algo ha de tener un motivo para ello. No basta con contar por contar. Todos sabemos lo aburrido que es escuchar a alguien que habla y habla, pero no dice nada. Una narración ha de decir algo. Eso es lo que la hace interesante y le da profundidad. Eso que se dice con lo que se cuenta se denomina SENTIDO.

Podíamos elegir o mezclar. Juzgad vosotros mismos.

  1. Imagina que lo que quieres decir es que la solead puede conducir a la locura. Escribe una escena en la que, sin ofrecerla directamente, un lector pueda leer esa idea a través de la acción y de los personajes.
  2. Escribe un texto en el que alguien que está comprando el periódico oye un frenazo, se vuelve, ve que ha habido un accidente, se acerca, le quita los zapatos a uno de los heridos y luego sale corriendo. El narrador es el que roba los zapatos. Intenta, sin ser evidente, que el texto tenga sentido, que sea por qué el narrador narra esos hechos.

“Al principio eran pequeñas cosas las que me hacían estallar. Nadie me entendía, ni siquiera mis amigos. Con el tiempo dejé de dar importancia a esas cosas, igual que el resto de gente. Pero despertarse se hacía más duro cada vez y dormir casi imposible.

La basura se iba amontonando, pero no tenía intención de limpiar la casa.

Al salir a la calle un día dejé de ver personas. Veía sombras.

Me dirigí al quiosco para comprar el periódico. De pronto, oí las ruedas de un coche chirriar y un sollozo. Me giré y vi el accidente. Vi a los heridos y me fijé en uno de ellos.

“Hace tiempo que no compro ropa. ¿Cuánto? ¿Desde Navidad?” Miré el periódico: 8 de agosto. “Ya no necesitará esos zapatos…” Me dije y me acerqué al hombre y le quité los zapatos. Estaban ensangrentados. Al fin y al cabo, estaban en mejores condiciones que los míos”. (Clio. 2º ESO).

“Otro lunes más a deambular solo por los pasillos. Llevo tres años caminado por los corredores de este instituto tenebroso, sintiendo tristeza por estar muerto entre tanto vivo. Otro año más con aquel monstruo que se está comiendo mi vida, ese virus maligno que anda detrás de mí dándome empujones y haciéndome sentir vacío.

Decido acabar con esto y me voy del centro. Corro a una gasolinera cercana y compro gasolina. Aún hay clase. Vierto la garrafa y todo empieza a arder. La policía viene de camino y, en cuanto llegan, me ven con la botella en la mano. En el coche patrulla me doy cuenta de que aquel vacío interno me hizo perder la cordura. (Ana P. Ballestín. 4º ESO)

“Catabiblios” con alumnos

En el club de lectura del instituto, “Catabiblios”, durante este curso, llevados leídos los siguientes libros. Aquí os ofrecemos una pequeña “cata” para que os animéis a acercaros a ellos. Nosotros los hemos disfrutado mucho.

“Un monstruo viene a verme”, de Patrick Ness.

Esta novela, en la que se basa la película de J. A. Bayona, está inspirada en una idea de Siobhan Dowd. Nos enseña que “crecer duele” porque implica asumir tus propias contradicciones. El protagonista, Conor, recibe la visita de un monstruo, que no es otro que la terrible verdad que debe aceptar.

El siguiente libro leído en el club fue premio SGAE de teatro infantil y juvenil en 2010. Esta obra de Luis MATILLA es una denuncia social que pretende llamar nuestra atención sobre el problema de las minas antipersonas y las bombas racimo que, años después de terminadas las guerras, continúan matando e hiriendo a la población de los países más pobres del mundo. El autor se inspiró en discurso de Gervasio SÁNCHEZ, reportero gráfico que en el mes de octubre impartió una conferencia en nuestro centro. Su título: “Las piernas de Amaidú”.

El libro que estamos leyendo se titula “Más allá de la luz”. Su autora es Belén Ibarra Benlloch y vive en Teruel. ¿Quién sabe? ¿Igual contamos con su visita en breve?

Ganadora del concurso de fotografía “La belleza de lo cotidiano”

 

Noelia Torres Andrés, de 2º ESO C, ha sido la ganadora de la primera edición  de este concurso fotográfico.

Agradecemos la colaboración de todos los participantes y damos la enhorabuena a la ganadora.

Castañas: frutos del otoño

Título: Castañas: frutos de otoño.

Esta fotografía nos muestra la belleza que se encierra en algo que para todos pasa desapercibido, pero que, visto desde la óptica de nuestra fotógrafa ganadora, nos revela una “cara” nueva, en la que el jurado ha valorado: el contraste de colores y de formas. Así como el cambio de dimensión.

El próximo miércoles 22 de marzo, a la hora del recreo, en la biblioteca,  tendrá lugar la entrega del premio.